CASOS LEGALES

Derecho laboral

Los derechos y deberes laborales

Los derechos y deberes de los trabajadores están en constante evolución, la legislación cambia rápidamente y ante situaciones críticas será necesaria la asesoría de abogados experimentados en la materia.
La defensa del trabajador puede verificarse de diversas formas conforme a la problemática concreta que le afecte.

En algunos casos será necesario presentar reclamos administrativos para activar fiscalización de la Inspección del Trabajo, en otros casos la única vía idónea será la demanda judicial. Esto se verá notoriamente determinado según si existen o no vulneraciones graves a los derechos fundamentales del trabajador (como el derecho a la vida, salud o incluso a la honra) o si se trata de simples incumplimientos contractuales.

Despidos

El punto álgido que -generalmente- involucra los principales conflictos en las relaciones laborales tiene que ver con el despido. La facultad patronal de poner fin al contrato de trabajo encuentra correlato en una estricta regulación que impide el abuso de este derecho. Cuando existen conductas que implican menoscabo a los derechos del trabajador, como pueden ser los despidos injustificados o incluso los despidos vulneratorios (aquellos donde se dañan derechos fundamentales del trabajador), será necesaria la asistencia de un abogado laboralista para garantizar el respeto a dichos derechos. No olvides que tus derechos como trabajador son irrenunciables, de modo que mientras no hayas firmado tu último finiquito, puedes defenderlos -y, en algunos casos, incluso se puede defender algunos derechos aún contra la firma de un finiquito-. No dudes, ante el despido, asesórate.

Accidentes laborales y enfermedades profesionales

El empleador está obligado a garantizar eficazmente la protección de la salud y la vida del trabajador. Este derecho es fundamental e irrenunciable. Ante la existencia de un hecho que implique un daño físico al trabajador por motivos laborales es deber del empleador denunciar el accidente del trabajo. Por otra parte, si existe un factor de imputación que haga responsable al empleador del hecho dañoso, surge para el trabajador el derecho a demandar el resarcimiento de los daños (lo que se traduce en una indemnización pecuniaria).

El nivel de daño al que ha sido expuesto al trabajador será determinante a la hora de decidir la indemnización que le corresponda, pudiendo ir desde contusiones o daños no permanentes, hasta pérdida de miembros, extremidades o incluso la vida, todo lo cual debe encontrar respuesta en la justicia especializada en materia laboral.

Debido a la situación elementalmente precaria en que se encuentra el trabajador al momento de sufrir las situaciones descritas, el abogado laboral particular siempre trabajará contra resultado (los honorarios de tu abogado se devengarán únicamente al ganar tu caso) y en CALIDAD JURIDICA estaremos a tu lado durante todo el proceso. Acércate, asesórate.

Consulta con nuestros abogados laboralistas

Si tú o alguno de tus conocidos necesita información sobre estas materias, no dudes en acercarte por cualquiera de las vías indicadas.

CALIDAD JURÍDICA, abogados Curicó.